Cómo reducir el consumo de agua en minas a cielo abierto con datos ambientales

Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este artículo es una traducción del original en inglés publicado en la página de Envirosuite y que puede consultar aquí.

El agua es uno de los recursos más valiosos y juega un papel muy importante en las actividades en minas a cielo abierto. 

En la mayoría de los casos, las minas a cielo abierto se sitúan en áreas remotas,con condiciones de clima seco y lejos de cualquier fuente natural que les pueda proporcionar el agua que necesitan. Por ello, el agua pasa a ser un parámetro financiero más, que estudiar al detalle.

Las nubes de polvo ocasionadas por las actividades de extracción pueden llegar a parar drásticamente las operaciones en curso, además de generar serios costes asociados. Durante estos eventos, los tanques de agua deben estar listos para el despliegue inmediato con el fin de evitar cualquier interrupción de las actividades.

Para tener una imagen más clara, una operación minera de extracción de carbón a cielo abierto puede usar hasta 50 ML (11 MGal) de agua en 2-3 minutos durante uno de estos eventos de polvo. Para ilustrar este ejemplo, es la misma cantidad de agua que tendrían 20 piscinas olímpicas.

consumo de agua en minas de cielo abierto

La mayoría de las operaciones en minas de carbón a cielo abierto disponen de planes de control de polvo que guían a sus equipos de trabajo y que indican la cantidad de agua que se debe usar en cada momento, pero ¿se llevan a cabo estos planes de forma efectiva?

Comparar el plan de control de polvo elaborado y su ejecución real es una tarea importante, pero estudiar el plan en sí, comprobar su efectividad y si es implementado de la forma correcta, es igual o incluso más importante.

El uso de datos medioambientales para verificar el plan de control de polvo.

Los equipos de trabajo deben preguntarse continuamente: «¿Cuál es mi situación actual?»

El análisis en tiempo real del uso del agua puede ser un buen indicador para conocer si el plan de control de polvo se está siguiendo adecuadamente. Para ello, podemos medir el consumo real de agua y compararlo con el uso estimado.

En Envirosuite hemos descubierto que usando un solo sensor que proporcione datos del consumo de agua, no se obtiene información suficiente. Esto se debe simplemente a que, cada semana, e incluso cada día, las condiciones climáticas varían.

No aporta ninguna información de valor, para poder optimizar las operaciones en tiempo real, el disponer de datos de consumo de agua de semanas o meses pasados. Es además una frustración para el equipo de planeación, que tiene la sensación, al recibir la información demasiado tarde, de estar siempre persiguiendo su sombra.

Riego de caminos para control de polvo

Mejorar la eficiencia de los camiones parando las bombas de agua.

Las minas de carbón a cielo abierto también tienen un problema con los camiones que transportan el agua, ya que, en muchas ocasiones, se detienen demasiado tiempo en las bombas de agua. Los camiones pueden llegar a parar de 12 a 15 minutos por bomba.

En algunos casos, estas operaciones mineras de extracción de carbón constituyen algunas de las operaciones mineras más grandes del mundo. Pueden imaginarse el desafío logístico que esto conlleva para el equipo de operaciones.

Analizando los sensores que proporcionan los datos de flujo de las válvulas en tiempo real, es posible tener una visión general de la cantidad de agua que usa cada una de las bombas. De esta forma es más fácil identificar si una bomba no funciona correctamente o si necesita ser reparada para optimizar el uso del agua.

control de consumo de agua con envirosuite

Los datos de monitoreo crean armonía entre los equipos de operaciones y los equipos medioambientales.

Los datos medioambientales pueden convertirse en una poderosa herramienta para optimizar las operaciones rutinarias. Al incorporar un sistema de monitoreo en tiempo real como solución a las ineficiencias de una mina y como herramienta para validar las estrategias o planes de control de polvo, existe un gran potencial para lograr la armonía entre los equipo de operaciones y los equipos medioambientales.

Un sistema que incluya alarmas y envíos de informes sobre los procesos rutinarios puede ser la clave para que los equipos de trabajo estén informados a tiempo y para proporcionar respuestas en base a la situaciones actuales. Esto permite que cualquier equipo pueda adaptarse a cualquier situación meteorológica impredecible, limitar los eventos críticos de polvo y operar de manera más eficiente.

Andrés Quijano
Systems Operations Manager – Américas

Andrés Quijano es el responsable de soluciones para Américas de Envirosuite. Tiene más de 15 años de experiencia creando e integrando soluciones de hardware y software para ayudar a los responsables ambientales y operadores a optimizar su gestión operacional. Su experiencia y pasión por el software le ha llevado a optimizar soluciones que resuelven las situaciones ambientales más demandantes y constantemente superan las expectativas de los clientes.

Deja un comentario